RESCATANDO JUEGOS TRADICIONALES – EL TROMPO

Compartir publicación
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Hay tradiciones que no pasan de moda y que cada cierto tiempo vuelven a verse por las calles como si se tratara de algo novedoso y moderno. Esto mismo ocurre con el trompo.
Todos los años podemos ver en el recreo de las escuelas o en las calles a multitud de niños con un trompo en la mano. Este juego infantil tan sencillo apenas ha variado con el paso de los años, y sigue siendo uno de los pasatiempos favoritos de los niños.

El trompo, es un objeto de madera con forma de pera que en su punta tiene colocado una especie de clavo. Como complemento, va acompañada de una cuerda para enrollarla y hacer girar el trompo. Muchos niños suelen colocar un aro metálico en uno de los extremos de la cuerda para que se sujete con facilidad entre los dedos.

En primer lugar, antes de comenzar a jugar, es importante hacer ‘bailar’ el trompo. Para ello, hay que enrollar la cuerda por completo empezando desde el clavito. Una vez enrollada, se coloca el dedo pulgar en el clavito y el dedo índice en la parte superior del trompo. Es importante que la cuerda quede enganchada entre estos dos dedos para que al lanzarla no se escape. Una vez que se tenga el trompo listo, hay que lanzarlo contra el suelo y tirar de la cuerda hacia atrás rápidamente con un movimiento seco, de esta forma, el roce de la cuerda hará girar la peonza en el suelo.

A continuación les dejamos un poquito de la diversión de nuestros alumnos.

Más noticias sobre la Universidad